La Gestión de Aceites Usados (SIGAUS)

La gestión de los aceites industriales usados

Los vertidos de aceite usado en los suelos ponen en alto riesgo el medio natural afectando tanto al medio edáfico como a las aguas superficiales y subterráneas, por ello una correcta gestión de los aceites usados es de obligado cumplimiento y está regulada por la administración.

El Real Decreto 679/2006, de 2 de junio, obliga a los fabricantes de aceites lubricantes industriales y de automoción a garantizar la correcta gestión de los aceites usados que se generen tras la utilización o consumo de los productos puestos por ellos en el mercado, así como asegurar su tratamiento destinado a su recuperación, valorización y regeneración.

Por ello, todos los miembros de ASELUBE, asociación de fabricantes y comercializadores de aceites lubricantes en el territorio español, y que reúne a las principales y más representativas Compañías del sector, tanto nacionales como internacionales, entre las que se encuentra TOTAL España, constituyeron una sociedad de responsabilidad limitada para poner en marcha un Sistema Integral de Gestión de Aceites Usados: SIGAUS. 

Puede conectarse también a la web del SIGAUS donde encontrará un apartado con las preguntas más frecuentes. En el caso de tener alguna pregunta adicional, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

 

¿Va a realizar el cambio de aceite de su coche Ud. mismo?: Cómo deshacerse del aceite

Si va a realizar el cambio de aceite de su coche Ud. mismo Recuerde que, según menciona la Reglamentación, usted debe depositar el aceite en un Punto Limpio.

TOTAL España da cumplimiento a esta obligación a través de un Sistema Integral de Gestión de Aceites Usados (SIGAUS). Ministerio de Medio Ambiente Real Decreto 679/2006, de 2 de junio, por el que se regula la gestión de los aceites usados.

 

10 cuestiones que los talleres deben saber sobre el reciclaje del aceite usado:

La gestión y el reciclaje de aceite, por su impacto medioambiental, está regulado administrativamente y es de obligado cumplimiento. Estas son las 10 cuestiones que todo taller debería conocer sobre el reciclaje del aceite usado.

 

1/ ¿Qué es SIGAUS? SIGAUS?

Es un Sistema Integrado de Gestión (SIG) de aceites industriales usados que se ocupa de establecer mecanismos de financiación y gestión para garantizar la recogida y correcto tratamiento del aceite usado en toda España. La existencia de SIGAUS responde a una iniciativa de los fabricantes de lubricantes que, a través de este sistema, cumplen así las obligaciones establecidas en el Real Decreto 679/2006. Desde 2007 los fabricantes de lubricantes son responsables de garantizar y financiar la correcta gestión de los aceites usados que se generen tras el consumo de los aceites industriales que ponen en el mercado.
SIGAUS es una entidad sin ánimo de lucro que no obtiene ningún tipo de beneficio económico ni comercial de su actividad, por lo que emplea íntegramente los ingresos que obtiene de sus empresas adheridas (fabricantes e importadores de aceites industriales) en asegurar la recogida y correcta gestión de los aceites usados.

 

2/ ¿Qué es un sistema integrado de gestión?

En algunos sectores, la legislación atribuye a los fabricantes la responsabilidad de hacerse cargo de los residuos en los que se convierten los productos que comercializan, aplicando el llamado "principio de responsabilidad del productor". Para cumplir con esta responsabilidad (que se concreta en la obligación de financiar la recogida y tratamiento del residuo), los fabricantes tienen la posibilidad de hacerlo de forma agrupada, a través de sistemas integrados de gestión, también llamados SIG. Así pues, los SIG son sistemas creados por los fabricantes de un determinado producto (en este caso los aceites industriales), con el fin de atender las obligaciones de gestión de los residuos (en nuestro caso, los aceites usados) que generan dichos productos.


3/ ¿Qué hace exactamente SIGAUS?

Como SIG de aceites usados, SIGAUS se encarga de la recogida selectiva y correcto tratamiento de los aceites usados. En nombre de sus empresas adheridas (fabricantes e importadores de aceites industriales) cumple con los objetivos ecológicos y con el resto de obligaciones exigidas por Ley, como la de informar a las autoridades ambientales o elaborar Planes Empresariales de Prevención. En la práctica, SIGAUS coordina, por un lado, las aportaciones de las empresas adheridas en función del aceite que comercializan y, por otro, la financiación y control de la recogida y gestión del aceite usado que realizan empresas debidamente autorizadas para ello.

 

4/ ¿Qué diferencias hay para el taller entre la regulación anterior y el R.D. 679/2006?

Desde los años 90, el Estado subvencionó a las empresas dedicadas a la recogida, transporte y valorización de aceite usado, para asegurarse de que este residuo fuese correctamente gestionado. En esta situación, talleres y concesionarios asumían muchas veces el coste de la recogida del aceite usado.
Desde el 1 de enero de 2007 y conforme al Real Decreto 679/2006, el productor (fabricante o importador) debe financiar la gestión de esos aceites usados, sustituyendo así a la financiación pública. Para el taller, el pago y el cobro de 0,06 € por kilo de aceite se debe al imprescindible papel que juega como canalizador del llamado "canon SIGAUS", desde el fabricante al consumidor.
Pero con ello, se ofrece al taller la posible recogida gratuita del aceite usado (siempre que cumpla con determinadas especificaciones técnicas y si la recogida la realizan gestores que trabajen con acuerdo con SIGAUS). Más allá de lo mencionado, la operativa de extracción, almacenamiento y entrega del aceite usado no varía para el generador del residuo, el taller.

 

5/ ¿Cuáles son las obligaciones del taller por su condición de generador del aceite usado?

Según la normativa sobre residuos peligrosos (el aceite usado lo es) los productores de dichos residuos están obligados a darse de alta como tales, o como pequeños productores, en el registro de la Comunidad Autónoma correspondiente. Además, deberán cumplir con prácticas obligatorias respecto a los aceites usados: extraerlos y almacenarlos en condiciones adecuadas, evitando fugas, vertidos o mezclas con agua o con otros residuos no oleaginosos. También es obligatoria su entrega a un gestor autorizado. Todas estas obligaciones son anteriores al nacimiento de SIGAUS. El sistema dispone de información gratuita sobre estas buenas prácticas así como para comunicar a sus clientes la existencia de SIGAUS y el funcionamiento del sistema y su financiación.

 

6/ ¿Quién paga realmente el coste de la gestión del aceite usado?

Lo paga el consumidor final del lubricante que, en el caso de los talleres, es el conductor que lleva su vehículo a realizar el cambio de aceite. Lo que sitúa al taller como canalizador de esta aportación, pagando a fabricantes o proveedores de lubricante y cobrando la misma cantidad a sus clientes.
Con esas aportaciones, SIGAUS financia a los gestores que realizan las actividades de recogida, transporte y valorización del residuo, haciendo posible que la recogida del aceite usado sea gratuita para el taller o concesionario, siempre que el aceite usado cumpla determinadas especificaciones técnicas y salvo particularidades en determinadas comunidades autónomas.

 

7/ ¿Cómo se informa del canon SIGAUS?

Los fabricantes están obligados a informar y desglosar en la factura que emiten a sus clientes el coste de la aportación al SIG, el llamado canon SIGAUS. Esta cantidad es 0,06 euros por cada kilo de lubricante, equivalente a 5,4 céntimos por litro. Esta repercusión en el precio es transmitida a lo largo de toda la cadena de comercialización (distribuidor, taller, etc.) hasta el usuario final, identificándose en línea separada en la factura, y sin que su importe pueda aumentarse o disminuirse en ningún punto de la cadena.
Con el objetivo de concienciar a los clientes de la importancia de reciclar el aceite usado, informar sobre buenas prácticas y facilitar a los talleres la transmisión del canon, SIGAUS dispone de información gratuita para los talleres que lo deseen, y lleva a cabo periódicamente campañas de comunicación en estos establecimientos.

 

8/ ¿Qué ventaja supone para el taller la existencia de SIGAUS?

SIGAUS supone una garantía medioambiental -para el taller y para sus clientes- de que el aceite usado será recogido y tratado en las mejores condiciones, evitando en todo momento cualquier perjuicio al medio ambiente y asegurando la obtención del máximo aprovechamiento del residuo. En el aspecto legal, la existencia de SIGAUS facilita el cumplimiento de la Ley para todos los agentes de la cadena (fabricantes, distribución, establecimientos de posventa y consumidores).
SIGAUS ofrece además a las empresas que generan este residuo (como los talleres de automoción) el servicio de recogida gratuita (bajo especificaciones técnicas).

 

9/ ¿Quién y cómo recoge el aceite en los talleres?

SIGAUS cuenta en la actualidad con cerca de 50 acuerdos con recogedores autorizados por las comunidades autónomas que realizan la recogida del aceite usado en los puntos de generación de toda España (talleres, concesionarios e instalaciones industriales, entre otros). Gracias a estos acuerdos, SIGAUS ofrece servicio de recogida en cualquier punto de España y de forma gratuita siempre que el aceite usado cumpla con determinadas especificaciones técnicas, establecidas para permitir el óptimo tratamiento de los aceites usados y que consisten básicamente en la no mezcla con otros residuos tales como agua, anticongelante, combustibles, restos sólidos, etc.
Puede consultar el listado de recogedores que trabajan con SIGAUS en www.sigaus.es.

 

10/ ¿Qué se hace con el aceite usado?

El aceite usado es uno de los residuos más contaminantes que existen. Sin embargo, si ha sido correctamente extraído y almacenado puede ser valorizado en su totalidad.
Una gran parte del residuo puede ser regenerado en plantas específicas donde, mediante tratamiento físico-químico, se producen nuevos aceites base, necesarios para la fabricación de nuevos lubricantes. Ésta es la opción que la normativa establece como prioritaria. Pero existen otras opciones de valorización. Mediante procesos de reciclado los aceites usados pueden utilizarse en la fabricación de otros productos, como arcillas expandidas.
Finalmente, tras su adecuado tratamiento, los aceites usados pueden convertirse en combustibles alternativos válidos para procesos industriales, tanto de fabricación de otros productos como de generación de energía eléctrica.

X

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación.Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.