Skip to content

Ahorro de Combustible, Ecología y Normas Euro

AHORRO DE COMBUSTIBLE, ECOLOGÍA Y NORMATIVA EURO

Reducir cada vez más el consumo de combustible de los vehículos es, hoy en día, uno de los principales objetivos de cualquier fabricante de vehículos. Esto es debido a que las emisiones contaminantes generadas por un vehículo están directamente ligadas a su consumo de combustible.

Con el objetivo de reducir el impacto negativo de las emisiones contaminantes de los vehículos sobre la salud y el medioambiente, la Unión Europea está limitando el número y nivel de las emisiones contaminantes de los vehículos nuevos, a través de la normativa Europea de emisiones, denominada EURO.

Actualmente, la Normativa EURO establece límites máximos para las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx), Hidrocarburos (HC), Monóxido de carbono (CO) y partículas y contempla límites diferentes dependiendo de la tipología de vehículo (turismos y vehículos comerciales ligeros, camiones y autobuses, maquinaria de obra pública y agrícola).

Los vehículos nuevos que no cumplan con estos límites tienen prohibida su venta en la Unión Europea, aunque las posibles actualizaciones de la normativa no se aplican a los vehículos que ya están en circulación. Estas normas no obligan al uso de tecnologías específicas para limitar las emisiones contaminantes, aunque tiene en consideración las tecnologías disponibles en cada momento a la hora de establecer los límites.

Existe otra reglamentación Europea específica sobre las emisiones de CO2 aplicada a los vehículos, dado su gran impacto sobre el cambio climático al ser un gas de efecto invernadero,

En consecuencia, es claro que para poder cumplir las cada vez más restrictivas normativas EURO, es necesario reducir de forma sensible las emisiones de los diferentes elementos que se emiten por los tubos de escape de los vehículos.

Básicamente, existen dos formas principales de reducir las emisiones: Reduciendo directamente el consumo de combustible del vehículo y/o utilizando sistemas de post tratamiento de los gases de escape, como pueden ser los catalizadores, los filtros de partículas y los sistemas SCR de reducción de emisiones de NOx.

Los motores de combustión de los vehículos actuales están diseñados y preparados para utilizar nuevos tipos de lubricantes, que les permite reducir los consumos de combustible. Estas nuevas motorizaciones permiten la utilización de lubricantes de viscosidades más bajas (SAE 0/5W-30, 0/5W-20), lo que directamente implica menores perdidas de energía por bombeo del lubricante y una menor fricción en el motor, proporcionando menores consumos de combustible.

 

EL CONCEPTO FUEL ECONOMY

El concepto “FUEL ECONOMY” es aplicable a aquellos lubricantes y productos comercializados por TOTAL que proporcionan ahorros de combustible significativos y medibles. Evidentemente, todo ello a la vez que lubricamos y protegemos los diferentes componentes del vehículo (motor, transmisión) y mejorando su nivel de prestaciones y rendimiento.

El concepto “FUEL ECONOMY” va mucho más allá de lograr cierto ahorro de combustible. Con la utilización de estos productos reducimos el nivel de emisiones contaminantes emitidas a la atmosfera, siendo más respetuosos con el medioambiente. Además, la inmensa mayoría de estos productos, debido a sus innovadoras formulaciones, permiten cumplir los intervalos de cambio establecidos por los fabricantes, proporcionando una gran protección a los componentes.

 

 

NUESTRAS GAMAS DE PRODUCTOS FUEL ECONOMY

En TOTAL comercializamos las marcas TOTAL, ELF y GULF; en cada una de ellas tenemos gamas específicas y completas de productos “FUEL ECONOMY”.

En lo que se refiere a los lubricantes de motor, los productos “FUEL ECONOMY” ha sido diseñados para satisfacer plenamente los requerimientos más exigentes de las principales asociaciones de fabricantes de automóviles (ACEA y API), así como las últimas especificaciones de la mayoría de los fabricantes.

Las actuales especificaciones ACEA C1, C2, C5 y A5/B5 cuentan, dentro de su protocolo de ensayos y aprobación de productos, test específicos para evaluar el ahorro de combustible.  

En estos protocolos, los lubricantes testados deben superar el ensayo de motor Mercedes-Benz M111FE, en la cual se mide el ahorro de combustible en % en comparación con un aceite mineral convencional 15W-40 de referencia.

Para obtener la especificación ACEA C1 y C5, el lubricante sujeto de ensayo debe proporcionar un ahorro igual o superior a un 3%, mientras que, para conseguir una especificación ACEA C2 ó A5/B5, este valor debe ser superior a un 2,5%.

El concepto “FUEL ECONOMY” no solo se limita a los lubricantes de motor, sino que también existen gamas específicas de productos “FUEL ECONOMY” dirigidos a la lubricación de transmisiones (tanto manuales como automáticas), así como para puentes y diferenciales.

TAMBIÉN LE INTERESÁRA...

Contáctenos

No dude en ponerse en contacto con nosotros

Normas EURO

Saber más sobre el control de emisiones

Low Saps

Los lubricantes bajos en cenizas