Las Normas EURO de control de emisiones contaminantes

Normativa Europea sobre Emisiones Contaminantes

 

Desde 1988 con la Euro 0 se aplica en la Unión Europea la normativa referente a los  límites máximos de emisiones contaminantes que salen por el tubo de escape de los vehículos (coches de gasolina, coches diesel, camiones, autobuses, etc.). La norma evoluciona en cada segmento de manera diferente, siendo más exigente.

En la actualidad la norma que se aplica es la EURO 6 en vehículo pesado y la EURO VI en coches de turismo, separándose los límites de las emisiones de los vehículos de gasolina y diesel.

Para tratar los contaminantes se utilizan catalizadores, filtros de partículas diesel y otros sistemas para eliminar los diferentes contaminantes.

 

Objetivo: Disminuir las emisiones de CO2

Al quemar el carburante emitimos CO2, que influye en el efecto de recalentamiento de la tierra  (efecto invernadero). Por ello se han limitado las emisiones y se exige a los fabricantes que reduzcan el consumo de carburante. Un menor consumo de carburante implica una disminución de la emisiones de estos compuestos.


La unión Europea en 1988 estableció la primera norma sobre las emisiones contaminantes de los vehículos (turismos, furgonetas, vehículos pesados …), denominándola EURO 0. Desde ese momento los vehículos que se vendían en EUROPA estaban obligados a cumplir esta norma de emisiones. Evidentemente los límites eran diferentes en función del tipo de motor y de si se trataba de un vehículo ligero o pesado.

Esta norma, que limita las emisiones de cuatro contaminantes potencialmente peligrosos para la salud (óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono, la parte de los combustibles que no se quema completamente en la combustión y las partículas que dan el color negro al gas del escape), ha ido evolucionando con el tiempo, siendo cada vez más severa. Por ello desde 1988 hemos pasado por las normas EURO 1, 2, 3, 4, 5 y la actual, EURO 6. La norma EURO 6 empezó a aplicarse en enero de 2014, tanto en vehículo pesado como ligero.
 

¡Una curiosidad!

Para definir la norma aplicable a vehículos ligeros utilizamos los números arábigos, mientras que para las normas de vehículos pesados utilizamos los números romanos (I, II, III, IV, V y VI).

Estas normas exigen a los fabricantes la utilización de sistemas que tratan los gases en el escape, con la finalidad de eliminar los compuestos nocivos para la salud que salen en los gases del escape. Por ello hemos visto que los vehículos se han ido equipando con diferentes sistemas:

  • Catalizadores: tratan principalmente los monóxidos de carbono y los hidrocarburos inquemados.
  • Filltros de partículas: eliminan las partículas, sólidos, que dan el color negro a los gases del escape de un diesel.
  • Sistemas SCR: eliminan los óxidos de nitrógeno.

 

Además, la Unión Europea limita las emisiones de CO2, dado que también afectan al medio ambiente (efecto invernadero).

Tanto los contaminantes como el CO2 provienen de la combustión, por lo que el objetivo de los fabricantes de vehículos es reducir el consumo de combustible por kilómetro y, al mismo tiempo, asegurar que los sistemas de tratamiento de los contaminantes que están en el escape tengan una larga duración.

 

¿Qué son las normas EURO?

En los años 90 la Unión Europea respondió con las normas EURO a la  preocupación medioambiental de los europeos, creando la norma EURO que limitaba las emisiones contaminantes de los vehículos. Fue la norma EURO 0.
Esta norma diferenciaba los límites en los vehículos de gasolina y diesel, dentro de estos últimos se establecían límites para los vehículos diesel y pesados.
 

¿Qué contaminantes se controlan en las normas EURO?

Los potencialmente peligrosos para la salud de las personas: óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono, la parte del carburante mal quemado (hidrocarburos inquemados) y las partículas.
Actualmente la norma que se aplica es la EURO 6 en vehículos pesados y la EURO VI en vehículos ligeros. En 2014 se introdujo la norma EURO 6, que es la más exigente.
La evolución de los números se da porque los límites de emisiones contaminantes se hacen más severas, aprovechando el desarrollo de nuevas tecnologías que favorecen la disminución de estos contaminantes (filtros de partículas, catalizadores, catalizadores de óxidos de nitrógeno).
 

¿Cuáles son las estrategias de los constructores para disminuir esta contaminación y cumplir las normas EURO?
 

Las principales son:

  • Reducir el consumo de carburante, lo que disminuye las emisiones contaminantes y las emisiones de CO2, estás últimas relacionadas con el efecto invernadero. Un menor consumo de carburante implica una disminución de las emisiones de estos compuestos.
  • Aplicar los sistemas de tratamiento de gases (FAP, SCR, catalizadores) para eliminar los contaminantes formados en la combustión.

 

¿Cómo nos adaptamos nosotros a las normas EURO?

Mediante el desarrollo de los lubricantes TOTAL FUEL ECONOMY, mediante una extensa gama de lubricantes dirigidos al  ahorro de combustible (productos SAE 0w30 y 5w30)  y mediante produtcos compatibles con los sistemas de tratamiento de los gases del escape (la gama ELF EVOLUTION FULL-TECH  y la gama GULF PROGRESS).

 

 
 
 
 

X

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación.Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.